A nuestros hijos les encanta la navidad, todo en estas fechas es de su agrado, los regalos, las reuniones con la familia y por supuesto los deliciosos platillos que preparamos para disfrutar en estas fiestas. En Campo Vivo sabemos que quieres que tus hijos estén saludables, por eso aquí te damos algunos consejos en cuanto a comidas navideñas para niños.

Debido a que esta época de excesos y gran variedad de alimentos puede llegar a causar empachos, indigestiones, nauseas y algunos otros problemas digestivos, lo ideal es buscar un equilibrio en las comidas navideñas y tratar de balancearlas de la mejor forma posible.

A continuación te compartimos 10 consejos alimenticios para que tus niños disfruten de las fiestas de una forma saludable.

  1. Prepara platos más saludables, trata de incluir muchas verduras, cereales integrales y proteínas bajas en grasa. Para los postres las frutas son la mejor opción.
  2. Enseña a tus hijos a escoger los alimentos, acompáñalos a la hora de servirse y enséñales las porciones adecuadas. Lo ideal es que medio plato sean verduras, un cuarto cereales y el otro cuarto restante proteínas.
  3. Los platos no se deben llenar en exceso, aunque sea navidad debemos medir las porciones para evitar empachos, y respetar las cantidades adecuadas para niños.
  4. Controla el azúcar. Si decides dar dulces a tus hijos, hazlo de forma controlada para que el exceso no cause indigestión.
  5. Haz pequeñas modificaciones a los platillos tradicionales, incluye productos orgánicos (como en esta crema de jitomate), y sustituye algunos ingredientes por sus versiones “light”.
  6. Ofrece agua. Es normal que durante las cenas haya bebidas azucaradas o jugos artificiales, trata de promover a tus hijos el consumo de agua simple y jugos de frutas naturales sin azúcar.
  7. Disfruta la comida. Enseña a tus hijos a comer despacio, con tranquilidad y masticando bien los alimentos.
  8. Promueve actividades físicas. La mejor forma de contrarestar los excesos es por medio de actividades en grupos que nos hagan movernos, evita que tus hijos se mantengan sentados toda la noche.
  9. No dejes que tus hijo lleguen a la cena con el estómago vacío, esto ayudará a controlar la cantidad de comida que ingieren.
  10. Fomenta el espíritu navideño. La comida no debe ser lo más importante de la cena navideña, debemos también compartir momentos con nuestros seres queridos y disfrutar de esta bonita tradición.

Lo más importante de todo es el ejemplo que damos a nuestros hijos, por eso es importante que el control de las comidas navideñas empiece en uno mismo, ya que los niños suelen imitar las conductas de los padres. Si nosotros comemos en exceso durante las fiestas, ellos de seguro también lo harán. Recuerda siempre cuidar tu alimentación y enseñar a tus hijos las ventajas de una vida saludable.

Empieza a escribir y presiona Enter para buscar

clean eating