En la actualidad existe una gran batalla entre los alimentos orgánicos y transgénicos, muchos aseguran que unos son mejores que otros y los argumentos no se hacen esperar. Nosotros te vamos a contar de qué van los dos para que tu decidas quién gana la lucha de la alimentación saludable.

La historia de la agricultura tuvo sus inicios hace 10,000 años y desde ese entonces el hombre ha tratado de buscar nuevas técnicas para mejorar los cultivos, haciéndolos más resistentes y más productivos. Con el avance de la ciencia surgieron los alimentos transgénicos, una nueva tecnología la cual trajo “grandes beneficios” pero también gran incertidumbre sobre las consecuencias a futuro de estas modificaciones genéticas.

Por otro lado, los alimentos orgánicos significan el regreso de una tradición que ha logrado superar la barrera del tiempo. Una práctica que en la actualidad está cobrando más importancia que nunca, gracias a sus beneficios sobre la salud y el medio ambiente. Y que además ha tenido grandes avances, logrando que cada vez se puedan obtener mejores cosechas utilizando técnicas modernas las cuales no afectan el desarrollo natural de los cultivos.

La batalla de los alimentos orgánicos y transgénicos se está llevando a cabo en nuestro tiempo, y el ganador tendrá gran impacto en la salud de futuras generaciones. Somos los consumidores quienes tenemos que informarnos y tomar decisiones conscientes.

 

¿Qué son los alimentos orgánicos?

Los alimentos orgánicos son aquellos que durante su proceso de cultivo no tienen ninguna intervención de pesticidas, herbicidas o fertilizantes. El principal objetivo es obtener productos alimenticios que no contenga aditivos químicos ni compuestos sintéticos.

Entre los beneficios para la salud que podemos encontrar en los alimentos orgánicos podemos mencionar sus principales propiedades como una mayor cantidad de vitaminas y minerales, así como un sabor más intenso. Además debemos tomar en cuenta la disminución de alergias, y un desarrollo del sistema inmunológico y cerebral favorecido (especialmente en niños) gracias a la ausencia de químicos perjudiciales para la salud.

Entre los beneficios para el medio ambiente podemos mencionar la reducción de la contaminación sobre el aire, agua y suelo, así como el incremento de la fertilidad natural y conservación de las tierras. Además la biodiversidad también se ve beneficiada, ya que los animales que se llegan a alimentar de estos cultivos tienden a mejorar su proceso reproductivo, favoreciendo el mantenimiento de los distintos nichos ecológicos.

Para información más detallada sobre los alimentos orgánicos te invitamos a visitar: ¿Qué son los alimentos orgánicos?

 

¿Qué son los alimentos transgénicos?

Los alimentos transgénicos son seres vivos (plantas, animales o microorganismos) modificados genéticamente, a los cuales se les introducen genes de otras especias para darles características que no pueden obtener de forma natural, tales como un incremento de resistencia a condiciones adversas y pesticidas tóxicos, así como un mayor volumen de producción.

Desde su descubrimiento en 1983 (año en que se crea la primer planta de este tipo) los alimentos transgénicos fueron una gran promesa para eliminar el hambre sobre la tierra, pero la realidad es que este tema aún no ha sido resuelto y el hambre sigue en aumento. Además con el paso del tiempo muchas zonas aledañas a estos cultivos han sido invadidas causando una gran pérdida de cultivos y de la biodiversidad de cada región.

Hasta el momento es difícil saber con certeza cuáles son los efectos que pueden tener los alimentos transgénicos sobre la salud a largo plazo. Sin embargo algo muy cierto es que a diferencia de los productos orgánicos, los transgénicos parecen no estar muy orgullosos de serlo, ya que en sus empaques no suelen informar al consumidor sobre los procesos artificiales utilizados en su producción. ¿Por qué será?

Para empezar una vida más saludable, te invitamos a conocer más sobre nuestros productos orgánicos.

Ahora es tu turno de reflexionar y decidir qué es lo mejor entre los alimentos orgánicos y transgénicos. ¿Prefieres los que han sido modificados genéticamente cuyos efectos sobre la salud aún son desconocidos? o ¿Prefieres los que son cultivados sin químicos cuyo desarrollo se da de forma natural?

Empieza a escribir y presiona Enter para buscar