Lo aceptamos. Acompañar nuestros platillos con tortillitas recién hechas y un rico guacamole, es un delicioso hábito a la hora de comer.

Esta salsa es popular en todo México y cada región tiene su forma especial de prepararlo. En esta ocasión, lo vamos a preparar como lo harían en Oaxaca; así es: guacamole con chapulines.

El guacamole, además de ser muy sabroso, cuenta con interesantes antecedentes mitológicos. Se cree que Quetzalcóatl fue uno de los primeros conocedores de esta receta y  posteriormente, se la legó a los Toltecas.

Con la llegada de los españoles, la preparación del guacamole se dio a conocer en varios lugares de Europa y se le agregaron ingredientes nuevos como el limón, la cebolla y el cilantro. Con el paso del tiempo, han surgido diferentes maneras de prepararlo, como la que te mostramos a continuación.

Comer insectos quizá resulte raro y un poco descabellado, sobre todo si no estás acostumbrado. Ya que estás en el camino de una sana alimentación, los chapulines son excelente fuente de proteína, bajos en grasas y calorías. Además, su crianza es más ecológica y requiere menos infraestructura y recursos que las industrias ganaderas.

Así que, sin más preámbulo, vamos a preparar este tradicional guacamole con chapulines.

 

Ingredientes

  • 3 aguacates Campo Vivo
  • 2 limones
  • 1 cebolla blanca Campo Vivo (finamente picada)
  • 1 manojo de cilantro Campo Vivo (lavado, picado y desinfectado)
  • 1 taza de jitomates saladet Campo Vivo (picados en cubos pequeños)
  • 1 chile habanero (pequeño)
  • 20 gr de chapulines
  • Sal al gusto

Preparación

  • En un bowl grande, agrega el contenido de los aguacates. Después, incorpora la cebolla, el tomate y el cilantro picado. Con cuidado, pica el chile habanero; retira todas las semillitas y sólo utiliza la piel.
  • Exprime los limones y agrega una pizca de sal. Revuelve muy bien todos los ingredientes; prueba ocasionalmente la mezcla para que te cerciores de que los elementos se incorporaron bien.
  • Por último, el ingrediente estrella y el toque final. Machaca ligeramente los chapulines sobre una tabla de madera, echalos al guacamole (ojo: aparta unos cuantos para usarlos como decoración) y vuelve a revolver.
  • Ya que tengas tu guacamole con chapulines listo, coloca arriba los que apartaste para decorar el platillo.

 

Combínalo y disfrútalo con lo que quieras, con tostadas, tortillas, a la hora de la comida, para cenar, temprano durante el desayuno, para echar botana o por el simple hecho de que el guacamole es delicioso.

Para conocer más recetas visita nuestro blog y nuestras redes sociales Facebook e Instagram.

Empieza a escribir y presiona Enter para buscar