Alimentación saludable

Hoy en día la alimentación saludable es uno de los grandes temas de discusión en el mundo. Incluso numerosas páginas web, blogs, redes sociales y perfiles se han sumado a ofrecer alternativas que ayudan a conservar la salud y el bienestar.

Uno de los principales propósitos de la alimentación saludable es el cumplir con las necesidades del cuerpo para mantenerlo sano. Además, comer bien tiene distintos beneficios que nos protegen de sufrir enfermedades como la obesidad, azúcar en la sangre y presión alta.

Las porciones diarias de los nutrientes deben incluir los nutrientes de los 3 grupos de alimentos: carbohidratos (azúcares), grasas y proteínas (leguminosas, carnes y lácteos). Porciones establecidas por expertos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1988,estas son las siguientes:

Aporte energético

Los carbohidratos deben constituir del 55 al 60% del aporte energético total.

Energía calórica

Entre el 10 y 15% de la energía calórica debe proceder de las proteínas.

Total de Calorías ingeridas

Las grasas no deben sobrepasar el 30% total de las calorías totales ingeridas, de las cuales se aconseja que el porcentaje de grasa saturada sea inferior al 10%.

Los alimentos básicos que incluye la alimentación saludable son los siguientes:

Alimentos vegetales

Los productos a base de cereales, verduras, legumbres y fruta. Cerca de tres cuartas partes de los alimentos de cada día deben pertenecer a este importante grupo. El consumo de vegetales aporta carbohidratos, fibra, vitaminas y minerales a tu cuerpo.

Proteínas animales y vegetales

Las proteínas de origen animal las podemos encontrar en los lácteos, la carne, el pescado, embutidos y huevos; estos aportan al organismo proteínas de alta calidad, así como minerales y vitaminas como: calcio, hierro, zinc, selenio, yodo y distintas vitaminas del grupo B y vitamina D.

Entre los alimentos que contienen proteínas de origen vegetal se encuentra la soja, quinoa, frutos secos, cereales, las semillas de girasol, las setas, las legumbres y las hortalizas, entre otros; estas increíbles proteínas son muy saludables gracias a que cuentan con menos grasa y por lo tanto menos colesterol, siendo muy ricas en vitaminas, minerales y fibra.

Las porciones de alimentos de origen animal deben ser inferiores respecto a los de origen vegetal, ya que contienen grasas, colesterol, ácidos grasos saturados y un elevado índice calórico. Sin embargo, son de gran importancia para una alimentación sana, sobre todo en el periodo de crecimiento.

Grasas y Aceites Vegetales

Una alimentación sana no puede estar completa sin la presencia de grasas y aceites, ¡pero no te emociones! recuerda que se deben consumir en pequeñas cantidades. Estas aportan una fuente de vitamina E, D, K y A. No debemos temer a ingerir grasas y aceites, lo importante es seleccionar adecuadamente y evitar la concentración grasas dañinas para el cuerpo.

Acerca de los líquidos

Además de los alimentos sólidos, una alimentación saludable debe incluir suficiente líquido para mantener una hidratación saludable. Se recomienda beber al menos 2 litros de agua al día o incluso más dependiendo la actividad física de cada persona.

Algunos consejos para llevar una alimentación saludable son:

  • Incluye comida de los 3 diferentes grupos alimenticios, el combinarlos adecuadamente te aportará los nutrientes necesarios para tu cuerpo.
  • Todo en exceso es malo, mide tus cantidades de alimentos. Siempre intenta cubrir las necesidades del organismo para asegurar las funciones vitales y mantener un peso adecuado.
  • La combinación de alimentos y la variedad de los mismos proporciona un gran aporte de vitaminas y minerales necesarios para el buen funcionamiento del organismo.
  • Ninguna dieta debe ser igual, cada persona tiene distintas necesidades que van acorde a su edad, sexo, actividad física, historial clínico, constitución corporal, hábitos alimenticios y gustos.
  • Dile adiós a los alimentos fritos o que se cocinen con mucho aceite, en su lugar opta por platillos hechos a la parrilla o hervidos.
  • Incluye la mayor cantidad de colores posibles en tu alimentación, los pigmentos son ricos en fito nutrientes y hacen la comida atractiva a la vista.
  • Incluye salmón, sardina, atún y otros alimentos ricos en Omega 3 el cual ayuda a prevenir las enfermedades del corazón.
  • No dejes de cenar, sólo recuerda ingerir alimentos ligeros que no alteren tu sueño.
  • Disminuye la ingesta de grasas y aumenta el consumo de vitaminas, minerales y fibra.

La buena nutrición es de gran importancia para todas las personas, sobre todo para quienes cuentan con enfermedades causadas por una mala alimentación o deficiencias de nutrientes, que si le sumas una adecuada rutina de actividad física diaria, ayudará al cuerpo a mantenerse fuerte y saludable.

En Campo Vivo tenemos la firme creencia de que no se trata de empezar una dieta que vayamos a terminar algún día, se trata de adoptar un estilo de vida saludable, el cual nos ayude no solo a vernos bien, sino a mantener la calidad de vida que nos puede brindar un cuerpo saludable y bien alimentado.

Empieza a escribir y presiona Enter para buscar